migajasyescritos
Entonces la ausencia me cala de golpe, y no me da tiempo de respirar ni de decir adiós. Todo llega tan pronto, que no resisto. Luego despierto y me doy cuenta que será martes, que se ha agotado el café, y lloverá. Mi cama sucia me espera con ese olor a presente, con ese terrible sentir, esa soledad que me calcina, ese yo del pasado. Y yo me niego a dormir, ya no quiero. Todo es tan abrumador y esta falta de coherencia en mis palabras me asusta. Siempre la noche tan silenciosa que se remonta en discusión. Siempre aquí o allá, pero siempre triste.
Tatiana C (via migajasyescritos)